viernes, 26 de junio de 2009

Presentación

Alguien me calificó un día como una persona hermética. Incapaz de mostrarse, de abrirse a otras personas, impenetrable. Una persona que no muestra ningún rasgo de su pensamiento o de sus sentimientos que permita entenderla. Efectivamente, la persona que me calificó de esa manera, no me conocía. Y es que me temo que no hay nadie más exhibicionista en este mundo que alguien que pretende ser escritor. Y yo lo intento.
No es hermetismo. Es tan simple como que prefiero escuchar a hablar. También prefiero mi mundo interior al exterior. Suelo pasar horas imaginando, soñando, viviendo en un mundo paralelo que normalmente me interesa más que el real.
Pero no tengo miedo a mostrarme. Ni a vivir la vida con intensidad. De hecho, el tiempo que paso en la tierra es así como la vivo, con intensidad. Por mucho que a veces me duela.
Así que hoy he decidido abrir este blog para mostrarme. Para decir lo que me gusta y lo que no. Para exponer mis reflexiones, mis ideas, mis anécdotas. Por si se diera el caso de que a alguien le interesara verme al desnudo. Pero que nadie se emocione, que en este blog no tengo previsto uitarme la ropa, tan solo la vergüenza.
Ya me iréis conociendo.

3 comentarios:

Mar Solana dijo...

¡Pues sea muy bienvenida la Sonia que se nos quiere mostrar poquito a poco...!

Aquí estará siempre tu amiga bloggera madrileña.

Gracias por estrenar el sidebar de tu nuevo blog con mi premio, ¡queda requetebieeen!

Un besazo rubita.

milagros dijo...

Aplaudo tu idea. Me tendrás cerca, para ir conociéndote un poco más. Llevamos todo el curso del Aula conociéndonos por nuestros relatos y parece mentira pero una se llega a encariñar con todas aquellas personas con las que he compartido mis pocas línas hasta el momento.
También está Mar (que es un verdadero angel con todos), Marien, Juanmi (al que echo de menos sus poemas y relatos), Irene (que ya no aparece casi nunca) y alguno que me olvido. No conozco vuestras caras, pero sí vuestras palabras escritas, y eso ya es más de lo que se puede pedir.
A veces me pasa que no tengo ganas ni inspiración para escribir o hacer el comentario de un relato, incluso puede ser el hecho de pensar que no estás lo suficientemente preparada para ello. Pero un comentario un comentario más personal es un placer escribirlo. Buf! vaya rollo te he soltado....
Un abrazo

Sonia dijo...

Muchas gracias a las dos por estar ahí...
Es verdad Milagros, que nos conocemos por nuestros escritos, y eso ya es mucho.
Yo este año me he divertido mucho con el blog, colgando relatos y comentándolos, y también os he cogido mucho cariño a todos.
En cuanto a lo que dices que a veces tienes la sensación de que no estás lo suficientemente preparada para comentar los relatos, yo no lo creo en absoluto, en realidad sólo como lectores que somos ya nos podemos formar una opinión, que es totalmente subjetiva, pero tan válida como la de cualquiera. Así que tus comentarios se agradecen mucho, no lo dudes.

Un besito a las dos!

Publicar un comentario